Envíanos tu información y la primera consulta la pagamos nosotros

¿Puede el enjuague bucal reemplazar el cepillado?

No es descabellado pensar que si el enjuague bucal es vendido como un poderoso antibacterial  y deja una sensación de frescura en la boca, también podría simplemente ser el camino más  práctico y rápido para unos dientes limpios y un aliento fresco.

Sin embargo la respuesta a la pregunta es un rotundo No. El enjuague bucal, de ninguna  manera, puede reemplazar el cepillado y la seda dental.

El enjuague bucal está hecho como cuidado final de los dientes, para acabar con las bacterias  que quedan en lugares que el cepillo no alcanza como las mejillas, esto quiere decir que  funciona solo después de que los dientes están limpios, o sea libres de placa, la cual solo se  elimina de forma mecánica con una sesión de por lo menos dos minutos de cepillado (usa  movimientos circulares) y el uso de la seda dental, ambos eliminan el 60% y el 40% de placa  respectivamente.

Por el contrario ¡Antes te da mal aliento!  

Los enjuagues a base de alcohol causan sequedad bucal, y si tu boca aún está llena de  bacterias, pues el resultado va a ser que el mal aliento aparezca a pocos minutos de haber  usado el enjuague como sustituto del cepillado. No te dejes engañar por la sensación de frescura.

Y por cierto…

¿Recuerdas el ardor incómodo que produce en tu boca al enjuagarte con él? Esa sensación de quemazón se debe al alcohol presente en el enjuague bucal, que seca los tejidos dentro de la boca, y al hacerlo mata células de tu boca. Algunos estudios han sugerido la correlación entre cáncer de boca y el uso prolongado de este tipo de enjuague a base de alcohol. Te recomendamos usar un enjuague libre de alcohol.

OTROS ARTICULOS