Envíanos tu información y la primera consulta la pagamos nosotros

El blanquemiento dental láser: todo lo que debes saber

El blanqueamiento dental láser se ha convertido en una de las opciones más acertadas para los pacientes que deseaban lucir una sonrisa blanca. Es un tratamiento para blanquear los dientes que se realiza en Felicident- la clínica dental para acelerar el proceso de despigmentación de los dientes.

Hoy en día, esta técnica ha sido reemplazada por el blanqueamiento dental LED que ofrece las mismas ventajas que el blanqueamiento dental láser, pero no tiene el inconveniente de provocar sensibilidad, pues la luz LED es una luz fría.

El blanqueamiento láser permite blanquear varios tonos los dientes pero sus efectos blanqueadores inmediatos y rápidos son inestables en el tiempo y suelen durar poco. Por ello, el uso de ambos tipos de blanquimiento lumínico garantiza que mantengas el color blanco de tus dientes por más tiempo. (Cómo blanquear los dientes y por qué se ponen amarillos)

 

Blanqueamiento con láser y con luz LED

El blanqueamiento dental profesional puede mejorarse con la exposición de los dientes a fuentes de luz especiales, como la luz de plasma, la luz ultravioleta o de láser. Este tipo de lámparas tienen la capacidad de acelerar el efecto de inserción del peróxido y la ruptura de las uniones de las moléculas de pigmento en el interior (manchas).

Dicho efecto puede estar determinado por varios factores, entre los que se incluyen el calentamiento del gel por fuentes lumínicas de alta intensidad, el inicio de una reacción mediante un fotoactivador en el producto blanqueador y un refuerzo del efecto a través de un catalizador químico presente en el agente blanqueador. (Fue una mujer quien lo inventó lucir dientes más blancos)

Este método se basa en la aceleración del efecto blanqueante del producto que resulta en la reducción del periodo de tratamiento en nuestra clínica dental.

El objetivo del tratamiento blanqueador con láser y lámparas especiales (como la luz LED) es encontrar un sistema que sea capaz de acelerar el efecto de los peróxidos (despigmentación) sin aumentar la temperatura del diente o sin provocar lesiones en los tejidos blandos. Esto se consigue ciertamente con la luz absorbida selectivamente por el gel aplicado sobre los dientes. (Dientes más blancos: ¿Por qué nos obsesionan tanto?)

Se sabe que en algunos casos, el uso de la técnica de blanqueamiento dental puede provocar hipersensibilidad temporal en algunos pacientes. En estos casos es recomendable parar el tratamiento durante unos días y luego retomarlo, además de usar el gel desesensibilizador.

Hay factores que pueden influir en la hipersensibilidad, como la concentración del producto, el tiempo de aplicación del mismo y el método de activación elegido.

Para un correcto efecto que no vaya en detrimento de la salud del paciente debe haber una correcta comunicación entre el paciente y el odontólogo. Recomendamos que el paciente comunique siempre si hay algún tipo de incomodidad en el avance del tratamiento de blanquimiento

 

OTROS ARTICULOS
CLOSE
CLOSE