Envíanos tu información y la primera consulta la pagamos nosotros

Detartraje, curetaje y profilaxis: clave para cuidar tu sonrisa

Las curetas son las herramientas N°. 1 del odontólogo en su guerra contra los cálculos, el sarro y la gingivitis. Cuando alguien te habla de realizarte un detartraje, curetaje o una profilaxis, inevitablemente te está hablando de esta herramienta; tan sencilla y a la vez tan útil.

Gracias a la cureta, el odontólogo puede llegar a esas zonas de tu boca donde nada más puede llegar, a aquellas cavidades que son el ambiente ideal para la proliferación de bacterias, las cuales pueden hacerle un daño irreversible a las encías y al hueso que sostiene tus dientes.

Conoce más información sobre nuestra rehabilitación oral

Gracias a esta estilizada amiga metálica, el odontólogo te puede ayudar a eliminar el sarro y los cálculos, culpables de la gingivitis y, en casos más graves, de la periodontitis o infección de los tejidos que rodean a los dientes, la cual es la principal culpable de la pérdida de piezas dentales y de la reducción del hueso que sostiene a los dientes.

Conoce más información sobre nuestros tratamientos de endodoncia

Una vez se ha detectado una inflamación de las encías, el odontólogo limpia cuidadosamente la superficie dental, raspando hasta el último resto de sarro de debajo de la línea de tus encías, y así fomentar la desinflamación de la encía y la adherencia de ésta a la raíz del diente, la cual se pierde debido a la inflamación bacteriana.

OTROS ARTICULOS
CLOSE
CLOSE