Envíanos tu información y la primera consulta la pagamos nosotros

Cómo quitar el mal aliento – causas y soluciones

Para quitar el mal aliento, primero sería importante saber cuál es la causa que lo origina, ya que puede deberse a problemas odontológicos o médicos. Veamos cuáles son las causas y cómo quitar el mal aliento.

Todos nos hemos preocupado por nuestro aliento en algún momento de la vida, algunas veces nos preocupamos demasiado y, a excepción de cuando recién despertamos, resulta que no, el mal aliento no está dentro de nuestros problemas crónicos; mientras que para otros puede ser un problema grave y, sin embargo, ni siquiera lo notan. Por ende, antes que todo, tenemos que valernos de la ayuda de un amigo cercano o un familiar para que chequee nuestro aliento.

Si tienes mal aliento, es importante revisar tus hábitos de higiene oral: ¿te cepillas al menos dos veces al día?, ¿cepillas tu lengua?, ¿usas la seda dental con frecuencia?, ¿bebes suficiente agua?, ¿masticas chicle sin azúcar para incrementar la producción de saliva?.

Si después de corregir tus hábitos, el mal aliento sigue atormentando a quienes están a tu alrededor, es recomendable ver a un odontólogo, pues la mayoría de los problemas de mal aliento se originan en la boca.

Causa 1

Comida

Los residuos de comida que quedan en nuestros dientes, después de comer, incrementan la cantidad de bacterias en nuestra boca, estas descomponen los alimentos y causan mal aliento. Lo mismo sucede con alimentos como la cebolla, el ajo y algunos otros condimentos, cuyos componentes químicos entran en el flujo sanguíneo y llegan a los pulmones, provocando mal aliento.

Solución

Cepillarse minutos después de haber comido para eliminar el exceso de bacterias, masticar chicle sin azúcar o comerse una manzana verde, ya que estos estimulan la salivación y ayuda a limpiar los dientes. El secreto está en no permitir que tu boca se seque, porque es en este momento donde el mal aliento aparece (Para no perder los dientes cuando envejezcas).

Causa 2

Tabaquismo y café

El cigarrillo deja partículas en dientes y encías que propician el mal aliento. El café es una bebida astringente que tiende a secar y acidificar la boca.

Solución

Evítalos si quieres mantener un aliento fresco. Intenta usar parches o chicles de nicotina para dejar el cigarrillo. Si la idea es despertarte con una buena taza de café, bébela y rápidamente cepíllate los dientes, además de beber agua para recuperar la humedad de la boca.

Ortodoncia: Cómo obtener una sonrisa sana y pareja

Causa 3

Infección en la boca

Cualquier herida en la boca puede ser foco de bacterias, así como un diente dañado; o la periodontitis (infección de las encías), que se produce debido a malos hábitos de higiene oral.

Solución

En el caso de la infección de las encías, la solución está en un tratamiento de periodoncia con antibióticos y demás procedimientos de recuperación del tejido o la extracción de las piezas dentales dañadas.

Causa 4

Prótesis dañada

Si la prótesis dental tiene alguna cavidad anormal, debido a algún daño, la placa bacteriana que se acumula en aquellas zonas de difícil acceso produce mal aliento.

Solución

Consultar al odontólogo y solicitar asesoría. También, como medida contingente, la prótesis debe lavarse a profundidad todos los días y ponerse en un vaso de agua con una pastilla antibacterial especial para la prótesis.

Otras causas

El reflujo crónico puede estar asociado al mal aliento. Otra causa de mal aliento puede ser la infección en las amígdalas.

Solución

En ambos casos, la mejor acción es consultar a un médico.

OTROS ARTICULOS